Ariadna y Mikel

Es la boda de Ariadna y Mikel Que fotografiamos en la iglesia de Santa María del Mar en Barcelona y el Castell Jalpí en Arenys de Munt al lado de Arenys de Mar en la Costa Brava catalana.
Ariadna, la novia se vistió en su casa a lado de sus padres, su padre su madre y también de su hermana. Como fotógrafos de boda en Barcelona hicimos el reportaje empezando en casa del novio, pero esta vez como novio era de nacionalidad sueca se vistió en la habitación de un hotel o a sus padres y a su hermana.El novio iba con un traje oscuro y una pajarita. Las fotografías que realizamos en su hotel esta vez no podemos enseñarlas porque los novios así nos lo comunicaron, para ellos era momento privado. En la habitación del novio hicimos las fotografías mientras él se ponía los zapatos, los pantalones y la familia le ayudaba a atarse la camisa y ponerse los gemelos. Mikel, el novio nos contó que en Suecia las bodas solían ser más sencillas con menos protocolo y acostumbraban a ser con pocos invitados.

Terminamos de hacer las fotos con la familia, es decir la foto del novio con el padre, la foto de la novia del novio con la madre, la foto del novio con su hermana, después también hicimos la foto del novio con sus padres juntos y finalmente la foto con el novio sus padres y su hermana todos juntos en el mismo grupo. Al terminar el novio se marchó hacia la iglesia de Santa Maria del Mar para esperar la llegada de sus invitados familiares. Mientras estaba esperando en la puerta los amigos se acercaron a él le felicitaron, entonces nosotros como fotógrafos de boda en Barcelona rápidamente hicimos algunas fotografías de este encuentro.

También hicimos las clásicas fotos del novio con su madre entrando la iglesia de Santa Maris del Mar esperando el altar. Entonces llegó la novia y realizamos algunas fotografías en la puerta de la iglesia de Santa Maria del Mar mientras bajaba del coche clásico, un Rols Royce.

La entrada la iglesia fue espectacular. A los pocos minutos empezó la ceremonia y nosotros empezamos a realizar las fotografías de los primeros bancos y seguidamente a las lecturas de los amigos mismo tiempo segundo fotógrafo a las fotografías panorámicas generales de la basílica Santa Maria del Mar. La sobrina sueca de los novios abanicaba con un abanico en el primer banco de la iglesia mientras nosotros fotografiábamos a los novios de espaldas en el altar de la iglesia de Santa Maria del Mar. Después de una emotiva ceremonia en la basílica, los novios emocionados se intercambiaron los anillos al lado de sus testigos respectivos.

Santa Maria del Mar estaba imponente como siempre. A los fotógrafos de bodas en Barcelona nos se encanta la emoción y también la estética y la arquitectura, por eso disfrutamos muchísimo cada vez que fotografiamos una boda en la iglesia de Santa Maria del Mar de Barcelona.

Al finalizar la ceremonia los novios los testigos firmaron el altar y a continuación hicimos unas fotografías con los padres hermanos y también los testigos en el altar. Después de esas fotografías los novios nos pidieron una fotografía de ellos solos con la iglesia de Santa Maria del Mar de fondo, y así lo hicimos.

Los novios salieron por el largo pasillo de la iglesia Y los invitados les lanzaron los pétalos de rosa y el arroz que tanto esperaban.En la puerta de la iglesia de Santa Maria del Mar hicimos estas fotos de la salida de los novios y estuvimos 15 minutos haciendo fotografías mientras los invitados familiares saludaban uno a uno a los novios.

Una vez terminaron nos marchamos rápidamente juntos los novios hacia el lateral de la iglesia de Santa Maria del Mar para que nos abrieran la puerta por la que acceder a una de las dos torres por las que subimos hacia arriba. Después de subir escaleras durante más de 10 minutos llegamos a lo alto de la iglesia donde se encuentran las terrazas que actualmente están listas y preparadas para que los turistas o cualquier persona pueda visitar.  Desde estas magníficas terrazas de Santa Maria del Mar se pueden ver unas vistas de 360° en las que encontramos una panorámica muy diferente de Barcelona. Podemos ver desde la montaña de Montjuic, hasta la montaña del Tibidabo, y sobre todo la parte del puerto de Barcelona.

Desde aquí arriba podemos hacer un breve reportaje a la pareja de los novios mientras disfrutaban de las vistas y de unos minutos de intimidad juntos. Los novios subieron unas pequeñas escaleras que había al final y desde allí podemos realizar una fotografía con uno de los torreones de la iglesia al fondo. El acceso a estas terrazas nos da la posibilidad de tener nuevas imágenes y puntos de vista para un buen reportaje de novios. Podemos acercarnos y fotografiar de cerca uno de los pequeños rosetones que tiene la iglesia en lo alto de una de sus paredes.

Una vez terminamos volvemos a bajar por el altísimo Torreón y al llegar abajo los novios se subieron a su coche clásico y se marcharon hacia el Castell Jalpí.
El Castell Jalpí es propiedad de un importante grupo de gastronomía y distribución llamado Serhs.

Este grupo se ocupa de toda la gestión y de toda la gastronomía que el Castell Jalpí requiere para todos sus eventos tanto corporativos como privados.
Cuando llegamos al Castell Jalpí El aperitivo ya estaba todo a punto y algunos invitados habían llegado. Los novios quisieron hacerse alguna foto desde lago para que se viera el castillo de fondo y al terminar subimos de nuevo hacia la entrada del Castillo donde todo el mundo les estaba esperando mientras disfrutaban del aperitivo.

Mientras el primer fotógrafo estaba atento a los novios, el segundo fotógrafo se desplaza hasta el salón donde tomo algunas imágenes de la preparación de las mesas y de la decoración. En este caso el salón se montó en los exteriores del Castillo, enfrente de su fachada. El aperitivo estaba a 5 m del salón. Una vez finalizado el aperitivo los novios quisieron tomarse algunas fotografías de grupo con sus familiares.
Una vez los invitados se sentaron en sus respectivas mesas, los novios hicieron su entrada.  Durante la cena hubieron algunos gritos de viva los novios mientras los invitados suecos se unían al estilo mediterráneo de celebrar la boda.

Como es habitual en las bodas de extranjeros, durante la cena hubieron diferentes parlamentos tanto de los hermanos de los novios como de los padres y algún amigo. Después de los discursos, llegó el corte fel pastel y con él, las entregas de muñecos y ramo.  Después de unas cuantas entregas de regalos los novios desaparecieron los instantes y empezó el primer baile. En algunas ocasiones son las novias las que cambian su vestido durante la boda para ponerse otro vestido distinto y más cómodo para lucir y bailar durante la discoteca, pero esta vez fue el novio el que hizo un cambio, se cambió su americana oscura por una totalmente blanca para realizar el primer baile. Después de este baile, Los novios y todos los invitados se desplazaron hacia la sala donde habitualmente se celebran las cenas y comidas para disfrutar de la fiesta y la discoteca.