VANESSA Y MARC

Elopement Barcelona - Oliver & Viladoms Studio

ELOPEMENT BARCELONA

Elopement Barcelona en TORRE DE BELLESGUARD

Elopement proviene del verbo en inglés “To elope”, es una fuga en toda regla. Literalmente significa huir y no volver al punto de origen.

Más específicamente se refiere a la fuga de un matrimonio celebrado de forma repentina y secreta. Sin previo aviso y normalmente incluye coger un vuelo apresurado lejos del lugar de residencia e ir junto a la persona que amas a otro sitio con la intención de casarte en secreto.

Hoy en día no hace falta “fugarse” para poderte casar con el amor de tu vida. Puedes hacer una boda elopement con antelación e incluso teniendo a unos pocos testigos o hacerlo junto a las personas más importantes que queráis que os acompañen en ese momento tan especial. Elopement Barcelona.

En este caso la ceremonia se realizó en la Torre de Bellesguard que construyó el famoso arquitecto Antoni Gaudí entre 1900 y 1909. Es un castillo a medio camino entre el modernismo y el gótico donde vivió el último rey de la dinastía catalana del Casal de Barcelona, hasta su muerte en 1410.

En sus jardines, donde hubo un palacio medieval, es donde Vanessa y Marc celebraron una ceremonia muy íntima.  Después de esta ceremonia que nos ofreció el oficiante Ximo, pudimos entrar en la Torre de Bellesguard para realizar un shooting muy interesante y diferente en sus terrazas.

A continuación nos desplazamos hasta la Sagrada Família de Barcelona, donde la pareja nos pidió una foto y seguimos hasta el barrio del Born donde terminamos el reportaje fotográfico. Elopement Barcelona.

Elopement Barcelona – Oliver & Viladoms Studio

Elopement, una pareja que se desplaza a otro país para casarse, esto plantea una gran pregunta:

¿ CUÁNTO VALEN TUS RECUERDOS ?

Cuanto más tiempo pasa más valor tienen.

No hace mucho murió un familiar que tenía 95 años. Cuando preparaban su entierro en Barcelona, me emocionó saber que en la cartera que llevaba cada día encontraron la foto de un perrito blanco. Fué el único perro que había tenido, pero lo realmente increíble es que de eso hacía más de 40 años. El amor que dan estos animales es incondicional.

Lluïsa y yo hace muchos años que fotografiamos bodas y familias, y en muchas ocasiones al cabo del tiempo, nos habían llamado para pedirnos fotografías de algún abuelo, padre u otro familiar que había fallecido hacía poco.

La razón principal era poder tener algún recuerdo visual para poder recordarlo en momentos especialmente alegres.

Una situación diferente sucede cuando tus hijos nacen, crecen y te das cuenta que ellos no han conocido a personas a quien tu has querido, y de alguna forma quieres que también las conozcan. En ese momento la fotografía y el vídeo nos ayudan un poco a conseguirlo.

En una boda, las personas especiales, las personas que más quieres, están juntas y cerca de tí. Las emociones se disparan por todas partes y muchas personas las muestran exteriormente mientras otras las viven de una forma más interior, pero sea como sea, es un día para recordar.

Los fotógrafos i los videógrafos somos los encargados de plasmarlo en imágenes que transmitan. En la memória de cada persona que asistió a la boda quedan imágenes que se van borrando y desdibujando con el tiempo, es entoces cuando las imágenes captadas por un profesional pasan a ser los recuerdos más emocionantes y reales que tenemos.

Si este trabajo se hace con amor, pasión y de forma profesional, obtendrás un recuerdo del que estarás orgulloso i desearás compartir con ilusión, pero sinó es así, acabarás por esconder el resultado i no querrás mostrarlo a nadie porque no tendrás esa conexión emocional.

Cuando se prepara una boda todos tenemos nuestra lista de ilusiones, prioridades y valores como pueden ser el cátering, el vestido, la decoración…

La fotografía y el vídeo de boda en Barcelona tienen un hándicap, y es que no suelen valorarse como se merecen, pero curiosamente a partir del día siguiente a la boda sube posiciones y puede incluso llegar a la primera posición en esa lista de valores de la que hablamos. Es cuando ha terminado el día de la boda, que ha costado incluso un año de preparación, cuando muchos se preguntan con miedo ¿como habrán quedado las fotos? ¿habrá sabido el fotógrafo captar lo que queríamos? ¿estaba con nosotros en ese momento concreto?

Con el texto anterior sobretodo quiero que adquiramos conciéncia y valor sobre que debe o no estar en nuestra lista de prioridades. En muchas ocasiones 500€ o 600€ puede ser la diferéncia de contratar a un fotógrafo bueno o uno malo.

Una de las cosas importantes para el día de la boda es, ¡ la elección del fotógrafo! Y por supuesto, no se puede dejar para el último momento. Para las que aún no habéis empezado a organizar nada, tenéis que saber que es MUY importante encontrar a vuestro fotógrafo. Ha de haber una conexión, una complicidad, un feeling… así conseguirás que las imágenes tomadas en vuestro gran día hablen por sí solas, y quede reflejado cada uno de los sentimientos vividos durante todo el día.

Buscando, mirando, descubriendo  por las diferentes webs podéis ver diferentes estilos o formas de plasmar el gran día, pero sólo uno será el escogido, a veces es más fácil ir descartando estilos para llegar al vuestro.

La fotografía es algo especial que puede tener la virtud de conseguir que volvamos a vivir emociones muy intensas.

Desde Oliver&Viladoms Studio queremos agradecer a Carole de Marry Me in Spain por darnos la oportunidad de fotografiar a esta pareja tan especial en un lugar tan exclusivo como la Torre de Bellesguard, y sobretodo, queremos agradecer a Vanessa y Marc por escogernos como sus Elopement Barcelona y poder compartir este día con ellos. Siempre es un placer trabajar para personas tan cercanas y amables como ellos.

Oliver & Viladoms Studio

Elopement Barcelona