BARCELONA ELOPEMENT

VANESSA & BRIAN

elopement en el Parque Güell

En la fotografía de boda también hacemos fotografía de un elopement en el Parque Güell. En este caso es el elopement en el Parque Güell de Vanessa y Brian que llegaron desde Estados Unidos para realizar este fantástico reportaje fotográfico en Barcelona. Queremos agradecer a Mary me in Spain por darnos la oportunidad de ser los fotógrafos de esta pequeña boda en la ciudad de Barcelona junto a esta pareja tan simpática y agradable.

Esta pareja tan divertida escogió la localización del parque Güell como centro para realizar las fotografías de su elopement.

En primer lugar nos desplazamos hasta la zona alta de Barcelona donde Brian el novio estaba esperando impaciente. Estaba un poco nervioso porque había escogido este lugar para realizar unas fotografías de First Look junto a Vanesa.

Decidimos realizar este First Look debajo de la plaza del parque Güell. Es un lugar muy hermoso lleno de columnas y pequeñas bóvedas el techo. Allí Brian esperó unos minutos hasta que llegó Vanesa e hicieron ese primer vistazo o First Look que tanto se ha puesto de moda últimamente, sobre todo entre las parejas anglosajonas.

Después de ser emocionante First look continuamos fotografiando en el parque Güell. Dimos un breve paseo y subimos a la plaza superior donde la pareja disfrutando de las magníficas vistas de Barcelona junto a los mosaicos típicos del parque Güell. Una vez terminamos con esta primera pequeña parte del elopement nos dispusimos a marcharnos hacia la segunda localización donde se realizaría una ceremonia simbólica íntima de este elopement de Vanessa y Brian.

Así pues, andamos hasta la salida del parque Güell y allí cogieron el coche privado que nuestra amiga y Wedding Planer Carole Bipat de Marry me in Spain les había preparado para continuar el elopement.

Antes de pasar la siguiente localización y continuar con la fotografía de boda de este elopement tan especial en Barcelona, queríamos hablar un poco del Parque Güell.

El Parque Güell (Parc Güell en catalán y Park Güell en su denominacion original) es un parque diseñado por el arquitecto Antoni Gaudí que es el máximo exponente del modernismo catalán y forma parte del Patrimonio de la Humanidad.

Es un parque público lleno de jardines y elementos arquitectónicos que está situado en la parte superior de la ciudad de Barcelona, está en el monte del Carmelo.

Lo encargó el empresario catalan Eusebi Güell y se construyó entre el 1900 y el 1914 inaugurándose finalmente como parque público en 1926. Pertenece a la etapa naturalista de Gaudí donde el arquitecto se inspiraba en las formas orgánicas de naturaleza. En esta etapa Gaudí perfeccionó su estilo personal y puso en práctica nuevas soluciones estructurales que el mismo creó gracias a analizar de forma profunda la geometría. Con todo esto y junto su gran libertad creativa e imaginación creo formas y volúmenes donde la rigidez esta ausente. La primera idea de Güell y Gaudí fue realizar un marco natural impresionante en el cual se construirían una serie de viviendas de alto standing que estarían equipadas con todos los adelantos tecnológicos de la época para obtener el máximo confort y unos grandes acabados artísticos. En este parque encontramos espacios con un fuerte simbolismo, tanto político como religioso. Parece ser que esta pareja de catalanes se inspiraron en el templo de Apolo de Delfos para la concepción del parque Güell.

El Parque Güell está catalogado como un monumento declarado en el registro de bienes culturales de interés nacional del patrimonio catalán y en el registro de bienes de interés cultural del patrimonio español.

Como fotógrafos de boda en Barcelona y artistas audiovisuales nos encanta trabajar en espacios tan especiales diferentes como el parque Güell.

Su entrada representa la entrada al paraíso, a un lugar utópico donde reina la calma y el bienestar.

A la entrada del parque encontramos dos edificios claramente del estilo de Gaudí que son llamados los pabellones de entrada, uno está destinado a ser el pabellón de portería y el otro el pabellón de administración. Estos pabellones combinan  la piedra rústica con la cerámica en Trencadis, y en la cúpula del pabellón de portería las betas de la seta están formadas por tazas de café puestas bocabajo. Es destacable su forma completamente orgánica y basada en superficies alabeadas en las que no encontramos ningún ángulo recto.

Enseguida nos encontramos en la entrada con parte de una escalinata que nos lleva a la sala Hipóstila que fue pensado en su inicio para albergar un mercado en la futura urbanización. Esta escalera tiene 45 escalones y una longitud de 20 m. Los muros de la escalinata son de cerámica y en su zona central encontramos tres fuentes con diferentes esculturas que representan los países catalanes. Este es un fantástico lugar para realizar un elopement.

La escultura más conocida es la fuente en la que se halla un dragón revestido de Trencadis de colores. Encontramos diferentes ver versiones sobre su significado, que puede representar a la salamandra alquímica la cual simboliza elemento fuego, el mitológico pitón del templo de Delfos, o bien el cocodrilo que aparece en el escudo de la ciudad de Nimes que es el lugar donde se crió Wilde. La figura del dragón se convertido en un emblema del jardín y en uno de los emblemas de la ciudad de Barcelona.

Una vez subimos la escalinata nos encontramos con la sala Hipóstila O también llamada la Sala de las 100 columnas, aunque en realidad son 86. Es una sala de 1500 m² que sirve de soporte a la plaza superior y que estaba pensada para ser el mercado del barrio residencial que Gaudí va a crear. Las columnas exteriores curiosamente están inclinadas para lograr un mejor equilibrio estructural y El techo está construido con bóveda semiesférica has convexas. Al principio estas la debe constar de 90 columnas pero Gaudí eliminó cuatro de ellas y en el espacio que quedó libre situó cuatro grandes plafones circulares en el techo con forma de rosetas. Cada una de ellas mide 3 m de diámetro y representan a las cuatro estaciones del año.

Si continuamos hacia arriba encontramos con la plaza de la naturaleza que es el punto central del parque. Esta plaza tenía que ser un teatro griego perfecto para realizar reuniones de la comunidad y celebrar eventos tanto culturales como religiosos. Alrededor de esta plaza encontramos un banco ondulante continuo que está formado por unas dos sucesión de módulos hechos con un diseño adaptado al cuerpo humano y totalmente forrados del típico Trencadis de Gaudí.

Dentro del parque se construyeron una serie de viaductos para transitar por el hicieron de una anchura suficiente para que pudieran pasar los carruajes de caballos. También podemos encontrar unos pequeños senderos de piedra que se comunican con estos bien viaductos como si fueran atajos. Encontramos el viaducto del museo, el viaducto del Algarrobo, y el viaducto de las jardineras. También está el camino principal llamado del Rosario porque tenía una hilera de bolas de piedra cosa que recordaba a un rosario.

En la parte alta del parque también encontramos el Calvario, que es el lugar donde se debía situar una capilla que finalmente no se construyó. En su lugar se construyó un monumento en forma de calvario con tres cruces inspirado en las cuevas prehistóricas. Desde arriba se pueden ver unas magníficas vistas panorámicas de Barcelona. Encontramos allí dos cruces bajas y una más alta una de las cuales termina en forma de flecha. La orientación. De estas cruces indica los cuatro puntos cardinales y la que termina en punta de flecha señala el cielo.

También dentro del parque encontramos la casa museo del Audi que fue donde el arquitecto vivió en sus últimos 19 años de vida. Una vez murió se puso a la venta y el importe fue destinado. A las obras de la sagrada familia tal como dejó audio en su testamento.

Después de toda esta información sobre el elopement y del parque Güell vamos a continuar con la boda de Vanesa y Brian.

Nos dirigimos hacia la ceremonia que nos había preparado Karol en una nueva localización, esta vez hablamos de la biblioteca Almirall situada también en Barcelona cerca de la montaña del Tibidabo.

Una vez llegamos a la biblioteca Admiral los novios entraron y se dijeron a lado de la piscina donde estaba el maestro de ceremonias junto a un pequeño altar preparado para la ocasión. Allí realizaron una ceremonia simbólica íntima de este elopement, donde nosotros como fotógrafos de boda en Barcelona estuvimos captando todos los momentos y todos los detalles que se produjeron. Durante la ceremonia de este elopement hubieron distintos momentos íntimos y muy tiernos entre la pareja gracias al clima el maestro de ceremonias creó en este espacio tan especial. Disfrutaron de una ceremonia en el jardin de la biblioteca Almirall viendo una panorámica de Barcelona.

Aprovechando la magnífica ubicación hicimos algunas fotografías del elopement de esta pareja en el interior de la biblioteca Almirall.

Para este elopement de Vanesa y Brian, los novios decidieron terminar su sesión fotográfica en el barrio del Born, en la parte antigua del centro de Barcelona, donde se tomaron  un helado y pasaron un rato agradable jugando por las estrechas calles de este barrio.
Finalmente queremos agradecer a esta pareja por habernos escogido como sus fotógrafos de bodas para el día de su elopement.

POST RECOMENDADOS DE ELOPEMENT

¿Más info sobre nuestros reportajes?