LA POSTBODA

Una sesión de fotos para dos

La Postboda

La postboda

La postboda es un momento perfecto para hacer unas fotos de pareja en Barcelona

Somos fotógrafos bodas Barcelona y deseamos que os gusten nuestros reportajes de boda en Barcelona.

Lejos de relojes estropeados que parecen comerse las horas hay un lugar pensado para recrearse en el tiempo, el tiempo entre vosotros dos. Un lugar elegido con mimo, cariño y una delicada visión plástica, en el que estaremos nosotros, nuestras cámaras y la historia que juntos queramos contar. Hablamos de una sesión de fotos muy especial que es la sesión de postboda. Porque el día de la boda pasa muy deprisa y está repleto de momentos y gentes que no os queréis perder y no se puede estar en todas partes. Porque no se puede detener ese día para vuestras fotos. Y, sobre todo, porque merecéis este fin de fiesta, este broche especial que cierra una etapa única en vuestra vida. Unas fotografías cuidadas al máximo como colofón de una Boda inolvidable.

Una postboda es un momento perfecto para volver a vestiros de novios. Vamos a disfrutar de ese vestido como si no hubiera un final, sin importar si se mancha o se tuerce. No es necesario que te anudes la corbata, ni siquiera que la lleves. Vamos a jugar a ser los novios que en el fondo queríais ser. Dejar que el viento te enrede el cabello, o que la barba asome de un par de días. Lo que más os apetezca. Nosotros buscaremos con el máximo mimo los mejores rincones, la mejor luz, el encuadre perfecto. Porque tenemos lo más importante, tenemos tiempo. Tiempo para crear fotografías de una belleza diferente, especial. El tiempo de la boda nos marca el ritmo de trabajo y así debe ser, ahora mandamos nosotros, novios y fotógrafos, ahora el día nos pertenece y podemos jugar con él a nuestro antojo. Vamos a pasarlo bien.

Elegiremos un enclave que os guste, que tenga significado para vosotros o, simplemente, porque sea un lugar de una belleza especial. Perseguiremos el atardecer salpicando el aire, reflejado en unos rostros ya relajados y entregados a su sesión particular. Tenéis permiso para ser divertidos, románticos, juguetones, robaros besos, correr descalzos, no soltaros de la mano. Todo lo que os apetezca. Mientras nosotros, siempre atentos, perseguiremos ese gesto, esa mirada, ese momento, perseguiremos la fotografía perfecta.

Ese enclave puede ser urbano, porque las calles de Barcelona o de la ciudad que elijáis siempre guardan rincones sorprendentes. Podemos irnos a la playa, la costa nos rodea y es maravillosa. Tal vez os guste que vuestra sesión de postboda se haga en plena naturaleza, con el verde como telón de fondo. Posibilidades, tantas como quiera vuestra imaginación. Porque nuestra casa está en Barcelona pero os seguiremos, sin duda, a dónde queráis ir. Sin prisas, con máximo respeto por nuestra profesión de fotógrafos profesionales y, sobre todo, con el recuerdo aún fresco de vuestra Boda, con los sentimientos rondando por la casa. Sin duda, vuestras fotografías de postboda serán un recuerdo increíble y muy especial.

¿Más info sobre nuestros reportajes?