MIA & JORDI

OLIVER & VILADOMS STUDIO

Mejores fotógrafos Barcelona

Mejores fotógrafos Barcelona

En el siguiente post encontramos las fotografías de la boda de Mía y Jordi para quienes fuimos los mejores fotógrafos Barcelona de bodas en Barcelona.

La boda de esta pareja tan simpática y al mismo tiempo elegante se sitúa en la población de San Cugat del Vallès que está a tan solo 20 minutos de Barcelona. Es una ciudad con un alto nivel adquisitivo donde principalmente viven muchos empresarios de negocios que trabajan en Barcelona.

En San Cugat del Vallès es donde viven tanto el novio y su familia como la novia y muchos de los familiares que vinieron a la boda. La ceremonia fue religiosa y se celebró en el Monasterio de San Cugat, mientras que la cena y la fiesta fue en la finca de Masia Rosas.

Mejores fotógrafos Barcelona, Oliver & Viladoms

Como decíamos, desde Oliver & Viladoms Studio somos fotógrafo en Barcelona de bodas y creemos que fuimos los mejores fotógrafos Barcelona para Mia y Jordi. Esta afirmación la decimos de esta forma tan clara, porque pensamos que en el momento en que una pareja decide contratarte debes realizar el mejor trabajo posible y cuando te encuentras en su boda eres el mejor fotógrafo que tendrán. Los recuerdos y las emociones que volverán a vivir al ver tu trabajo serán los más intensos que puedan volver a sentir desde el día de su boda. Por eso nuestro trabajo es tan importante y por esa razón queremos ser los mejores fotógrafos Barcelona de boda en Barcelona que puedan tener las parejas que confían en nosotros.

Somos los mejores fotógrafos Barcelona de boda que Jordi tuvo mientras fotografiábamos los preparativos en su casa. Hicimos fotos mientras el novio se vestía y se preparaba junto a sus padres y su familia más cercana.

Los Mejores fotógrafos Barcelona

Después de tomar algunos retratos familiares y algunas fotografías individuales del novio nos fuimos hacia la iglesia del Monasterio de Sant Cugat. Le recomendamos al novio que llegará unos 20 o 30 minutos antes de la ceremonia para poder ubicarse y sobretodo recibir a todos sus familiares y amigos junto a la puerta del Monasterio de Sant Cugat. Jordi estaba muy sonriente mientras recibía sus amigos en la puerta de la iglesia e incluso también cuando hizo la entrada a la iglesia junto a su madre. Una de las muchas razones por las qué  Mia admira a Jordi, es porque es una persona muy segura de sí misma y lo demostró en todo momento.

Mientras tanto, nosotros como @fotógrafos de bodas, estábamos en casa de Mia fotografiando los detalles como son el vestido de la novia, los zapatos, los anillos de compromiso y también las alianzas para la boda.

Mejor fotógrafo de bodas

Hicimos algunas fotografías mientras maquillaban a la novia y cuando terminó seguimos con nuestro reportaje fotográfico mientras la madre de la novia le ayudaba a ponerse el vestido. También en este momento fuimos los mejores fotógrafos Barcelona para  la novia y su familia.

Cuando terminó el proceso de maquillaje y de preparación, La novia bajo al piso inferior de la casa de sus padres donde hicimos algunos retratos con su familia. Su madre terminó colocándole el velo y finalmente se dirigieron hacia el Monasterio de Sant Cugat donde se realizaría la ceremonia de su boda.

Mejor fotógrafo Barcelona

En la iglesia también fuimos sus mejores fotógrafos. En todos los reportajes debemos ser los mejores fotógrafos Barcelona de bodas.

Solo los novios pueden decidir quienes son los mejores fotógrafos Barcelona para ellos.

Ser los mejores fotógrafos Barcelona es algo muy subjetivo que siempre dependerá de la percepción de cada persona.

Para todos nuestros novios seremos los mejores fotógrafos Barcelona en sus casas, los mejores fotógrafos Barcelona en su ceremonia, los mejores fotógrafos Barcelona que tomarán sus fotos de pareja y sus mejores fotógrafos Barcelona hasta el final de su boda.

Mejores fotógrafos Barcelona, fotógrafos de bodas

Después de unos minutos la novia de su padre llegaron hasta la plaza de la iglesia donde dejaron el coche y andar unos cuantos metros hasta la puerta del monasterio. Allí la novia se cogió del brazo de su padre y con decisión empezó la entrada a la iglesia. Jordi la esperaba en el altar donde se cruzaron las miradas y el novio la ayudo a subir las escaleras hacia el altar.

Esta iglesia es una de las más bonitas de la población, y sobre todo cabe destacar su gran tamaño. Fue una de las iglesias con más poder durante la edad media y en la actualidad está calificada como patrimonio de la humanidad.

Los mejores fotógrafos de bodas

Fotografiamos las distintas lecturas que sus amigos habían preparado y tomamos algunas imágenes de los primeros bancos donde estaban sus familiares más cercanos. Durante la ceremonia tomamos algunas fotografías generales de la iglesia desde diferentes puntos de vista y a los pocos minutos empezó la ceremonia del intercambio de anillos de los novios.  Después de la música que cantó la soprano y amenizó el organista de la iglesia, los novios y los testigos se desplazaron hacia la sacristía donde firmaron. Al terminar hicimos alguna fotografía de los novios y sus padres en el altar y a continuación salieron al exterior del monasterio donde todos los amigos les lanzaron los pétalos.

Somos Fotógrafos de bodas en Barcelona pero en este caso somos fotógrafos de bodas en Sant Cugat.

Masía Rosas

Después de los abrazos y los saludos de la mayoría de los invitados, nos desplazamos hacia el impresionante claustro del Monasterio de Sant Cugat donde tomamos algunas imágenes de los novios. Enseguida se fue la luz y tuvimos que marcharnos rápidamente hacia la Masia Rosas.

Masia Rosas está muy cerca de la iglesia, así que en pocos minutos estamos allí.

La Masía Rosas en Barcelona

Cuando llegamos a a Masia Rosas los novios nos pidieron alguna fotografía delante de la casa justo antes de entrar al aperitivo.

Pasamos cerca del seatting que la novia había preparado y llegamos al jardín inglés donde todo el mundo estaba disfrutando de la gastronomía de Masia Rosas.

Durante el aperitivo realizamos algunas imágenes espontáneas y naturales de los invitados mientras hablaban en pequeños grupos. También tomamos imágenes de detalles y del salón donde se celebraría la cena. Antes de terminar el aperitivo los novios nos pidieron algunas fotografías de grupo con sus familiares y amigos que hicimos bajo las arcadas de la finca. Una vez terminaron las fotos, todos los invitados entraron al salón y finalmente Mia y Jordi hicieron su entrada al ritmo de la música.

Mejores fotógrafos Barcelona, bodas.

En el momento de la entrada al salón junto con el momento en que la novia entra la iglesia, se produce la circunstancia en la que los invitados se transforman, sacan sus móviles y pasan a ser fotógrafos de bodas.

En este momento los fotógrafos de bodas en Barcelona se multiplican por cien.

Durante la cena nos acostumbramos a tomar imágenes para no molestar a los invitados. Pero una vez termina el segundo plato suele hacerse el corte del pastel y a continuación los novios entregan los muñecos del pastel que van dirigidos para la próxima pareja en casarse. Esto también pasó en la boda de Mia Y Jordi donde después de entregar los muñecos también entregaron el ramo de la novia. Después de las entregas, el novio y la novia empezaron el baile que dio paso a la fiesta que duraría hasta las cinco de la mañana. Antes de marcharnos les preguntamos a los novios si querían hacer alguna fotografía nocturna para cerrar el álbum y así lo hicimos.

Queremos agradecer a Mía y Jordi por habernos escogido como sus mejores fotógrafos Barcelona para el día de su boda.