ARES & ENRIQUE

OLIVER & VILADOMS STUDIO

Best Photographers Barcelona

Best Photographers Barcelona

In the following post we find the photographs of the wedding of Mía and Jordi for whom we were the best wedding photographers in Barcelona.

The wedding of this couple so nice and at the same time elegant is located in the town of San Cugat del Vallès which is only 20 minutes from Barcelona. It is a city with a high purchasing power where mainly many business entrepreneurs who work in Barcelona live, Barcelona elopement.

In San Cugat del Vallès is where both the groom and his family live and the bride and many of the relatives who came to the wedding. The ceremony was religious and was held at the Monasterio de San Cugat, while the dinner and the party was on the farm of Masia Rosas.

Best Photographers Barcelona, Oliver & Viladoms

As we said, from Oliver & Viladoms Studio we are wedding photographers and we believe that we were the Best Photographers Barcelona s Barcelona for Mia and Jordi. We say this statement in this clear way, because we think that the moment a couple decides to hire you, you should do the best job possible and when you are at your wedding you are the Best Photographers Barcelona  they will have. The memories and emotions that will come back to life when you see your work will be the most intense that you can feel again from the day of your wedding. That’s why our work is so important and for that reason we want to be the best wedding photographers in Barcelona that couples who trust in us can have.

We are the best wedding photographers that Jordi had while we photographed the preparations in his house. We took photos while the groom dressed and prepared with his parents and his closest family.

After taking some family portraits and some individual photographs of the groom we went to the church of the Monastery of Sant Cugat. We recommend to the groom that he will arrive 20 or 30 minutes before the ceremony to be able to be located and above all to receive all his family and friends next to the door of the Monastery of Sant Cugat. Jordi was smiling as he received his friends at the door of the church and even when he made the entrance to the church with his mother. One of the many reasons why Mia admires Jordi is because she is a very self-confident person and she showed it at all times.

Best Wedding Photographers Barcelona

Meanwhile, we as  wedding photographers, we were at Mia’s house photographing the details such as the bride’s dress, the shoes, the engagement rings and also the wedding bands.

We took some pictures while they were making up the bride and when we finished we continued with our photographic report while the mother of the bride helped him to put on the dress. Also at this time we were the Best Photographers Barcelona s Barcelona for the bride and her family.

When the process of makeup and preparation was over, the bride went downstairs to the house of her parents where we made some portraits with her family. Her mother finished by putting the veil on her and finally they went to the Monastery of Sant Cugat where her wedding ceremony would take place.

Top wedding photographers in barcelona

In the church we were also his Best Photographers Barcelona s. In all the reports we must be the best wedding photographers.

Only the couple can decide who are the Best Photographers Barcelona s Barcelona for them.

Being the Best Photographers Barcelona s Barcelona is something very subjective that will always depend on the perception of each person.

Best wedding photographer Barcelona

For all of our boyfriends we will be the Best Photographers Barcelona  in their homes, the Best Photographers Barcelona s Barcelona in their ceremony, the Best Photographers Barcelona s Barcelona who will take their photos of their couple and their Best Photographers Barcelona s Barcelona until the end of their wedding.

After a few minutes her father’s girlfriend came to the church square where they left the car and walked a few meters to the door of the monastery. There the bride took hold of her father’s arm and with decision the entrance to the church began. Jordi was waiting for her at the altar where the eyes met and the groom helped her up the stairs to the altar.

This church is one of the most beautiful of the population, and above all its large size. It was one of the churches with more power during the Middle Ages and is currently classified as a World Heritage Site.

Best Photographers Barcelona, Wedding

We photographed the different readings that his friends had prepared and we took some pictures of the first banks where his closest relatives were. During the ceremony we took some general photographs of the church from different points of view and within a few minutes the wedding rings ceremony began. After the music that sang the soprano and entertained the organist of the church, the couple and the witnesses moved to the sacristy where they signed. When we finished we made some photographs of the couple and their parents on the altar and then went outside the monastery where all the friends threw the petals.

We are wedding photographers in Barcelona but in this case we are wedding photographers in Sant Cugat.

Masia Rosas

Best Photographers Barcelona

After the hugs and greetings of most of the guests, we moved to the impressive cloister of the Monastery of Sant Cugat where we took some pictures of the couple. Then the light went out and we had to leave quickly for the Masia Rosas.

Masia Rosas is very close to the church, so in a few minutes we are there.

When we arrived at Masia Rosas, the couple asked us for a photograph in front of the house just before entering the appetizer.

We passed near the seatting that the bride had prepared and we arrived at the English garden where everyone was enjoying the gastronomy of Masia Rosas.

Wedding, Best Photographers Barcelona

During the aperitif we made some spontaneous and natural images of the guests while they spoke in small groups. We also took pictures of details and the room where the dinner would be held. Before finishing the appetizer, the couple asked us for some group photographs with their relatives and friends that we made under the arcades of the farm. Once the photos were finished, all the guests entered the room and finally Mia and Jordi made their entrance to the rhythm of the music.

At the moment of the entrance to the room together with the moment in which the bride enters the church, the circumstance occurs in which the guests are transformed, take out their mobiles and become wedding photographers.

At this moment, wedding photographers in Barcelona multiply by a hundred.

Elopement, Best Photographers Barcelona

During dinner we used to take pictures so as not to disturb the guests. But once the second course is over, the cake is cut and then the bride and groom hand out the cake dolls that are intended for the next couple to marry. This also happened at the wedding of Mia and Jordi where after delivering the dolls they also delivered the bride’s bouquet. After the deliveries, the boyfriend and girlfriend started the dance that gave way to the party that would last until five in the morning. Before leaving we asked the couple if they wanted to do some night photography to close the album and we did.

We want to thank Mía and Jordi for choosing us as their Best Photographers Barcelona s Barcelona for their wedding day.

¿Más info sobre nuestros reportajes?

ARES & ENRIQUE

OLIVER & VILADOMS STUDIO

Esta es la boda de Ares y Enrique que se casaron en la iglesia de Santa María Reina de Pedralbes en la ciudad de Barcelona y celebraron la fiesta en el Castell de Sant Marçal en la poblacion de Cerdanyola del Vallés. Ares y Enrique son una pareja de novios muy elegantes prepararon su boda hasta el ultimo detalle con mucha ilusión. Son una pareja con las ideas claras y muy exigentes. Enrique decidió vestirse en el Hotel Juan Carlos I Firemont situado en la avenida diagonal de Barcelona.

El Hotel Jaun Carlos I es uno de los mas grandes y elegantes que podemos encontrarnos en la Ciudad Condal. Empezamos los preparativos en la habitación mientras sus hermanos le ayudaban a vestirse, entre un ambiente de nervios e ilusion al mismo tiempo. Nos pidieron una fotografía de los trajes del novio y de sus hermanos colgados en la habitación antes de vestirse. Realizamos algunas fotografías de la familia con Enrique y terminamos en el Hall del Hotel Juan Carlos I donde el novio entregó el ramo de la novia a sus dos hermanos para que ellos se lo llevaran a la novia.

La novia decidió cambiarse en la suite del Hotel Florida situado en la montaña del Tibidabo desde donde pudo disfrutar de unas magníficas vistas a Barcelona. Mientras estaban maquillando a la novia Decidimos empezar a realizar las fotografias de los de talles. Nos llevamos los zapatos a la terraza de la suite que la nòvia escogió en el hotel Florida y allí hicimos una original imagen con Barcelona como protagonista. Aunque no està en las fotos de este post, tambien realitzamos Numerosas Imágenes de los anillos, el anillo de prometida, los pendientes, el Vestido de la nòvia i su ramo. La novia se vistió con su elegante vestido del diseñador Lorenzo Caprile.

A continuación una vez la novia se vistió tomamos algunas imágenes y retratos con ella y sus padres. Después hicimos más fotografías con tus hermanos y toda la familia en la terraza del Hotel Florida y nos marchamos hacia la Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona Donde esperaban los invitados. La Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona está en El distrito de Les Corts de Barcelona, y fué obra de Un conocido arquitecto y paisajista llamado Nicolás María rubio tu Uri que la diseñó el estilo neo renacentista.

La Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona fue construida entre 1922 y 1936 como una filial del monasterio de Monserrat por eso al principio se llamo iglesia de Santa María de Monserrat de Pedralbes. La Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona esta rodeada por dos claustros y un campanario. Su planta es de cruz latina y está formada por una nave de bóveda de cañón y una cúpula semi esferica. En 1996 se reformó el altar principal.

El pórtico de entrada a la iglesia es un arco de medio . y sus paredes están decoradas con pinturas que Josep Obiols realizó entre 1950 y el 1951. La pintura central sobre la puerta está dedicada a la Asunción de la virgen y los laterales hay pinturas representan la Santa Eulalia y San Jorge patrones de Barcelona y de Cataluña respectivamente. En el claustro izquierdo de la Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona solemos realizar algunas fotografías con los novios una vez terminada la ceremonia.

También acostumbrada a ser bonito poder hacer algunas imágenes bajando las escaleras con la iglesia del fondo. La página web de la Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona es www.parroquiadepedralbes.com y en ella podréis encontrar más información para reservar día en esta iglesia. Los responsables te puedo atender los lunes y los miércoles de 5:00 a 8:30 de la tarde. Antes de la boda se deberá hacer una preparación previa donde los nueve realizarán un curso prematrimonial, y 15 días antes de la celebración asistirán a la preparación de la ceremonia que suele ser los miércoles a las 8:30 de la noche.

También se organiza un curso de preparación a la confirmación para los novios no confirmados y se celebra el sacramento en la misma iglesia. Después de esta breve información sobre la Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona continuaremos con la boda del Ares y Enrique. Primero llegó el novio a la Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona donde le tomamos una serie de fotografías mientras saludaba sus amigos e invitados.

Se acercaba la hora de entrar y decidimos hacer un retrato con su madre en la puerta de de la Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona. Enric entro a la iglesia y en unos minutos llegó a Ares con su padre. La novia abajo del coche con la ayuda de su padre y después de colocarle la alarga cola se dispuso a subir las escaleras hacia la puerta de la iglesia. La Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona Estaba imponente y llena rebosar con los más de 400 invitados que los novios invitaron.

La novia entro despacio por el pasillo y en menos de un minuto se encontró con el novio está imponente y llena a rebosar con los más de 400 invitados que los novios invitaron. La novia entró despacio por el pasillo y en menos de un minuto se encontró con el novio cercaa del altar donde se abrazaron al verse. Durante la ceremonia pudimos fotografiar un detalle muy divertido cuando vimos los calcetines rojos que el novio decidió ponerse.

Fotografiamos los familiares de los primeros bancos de la iglesia y también fotografiamos las diferentes lecturas que los amigos de los novios leyeron antes del intercambio de los anillos. Hicimos también algunas imágenes generales de la iglesia desde diferentes ángulos. La decoracion floral de la Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona estuvo muy acertada y elegante igual que sus protagonistas. Después del intercambio de anillos los novios emocionaron y después de firmar terminó la ceremonia. Hicimos algunas fotos con los testigos y los padres de los novios en el altar de la Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona y acontinuacion los novios salieron de la iglesia.

Los invitados estaban fuera esperando y en cuanto vieron las novios les lanzaron unas originales hojas de olivo mientras ellos se abrazaron. Después de abrazos y besos con casi todos los invitados, los novios se marcharon desde la Iglesia de Santa Maria Reina de Pedralbes en Barcelona hacia el Castell de Sant Marçal.

Cuando los novios llegaron al Castell de Sant Marçal se bajaron del coche y empezamos con reportajes de pareja. novia quiso que hiciéramos una fotografía mientras se tapaba la cara con su ramo. Empezamos las fotografías de los novios en el Castell de Sant Marçal mientras los invitados iban llegando al aperitivo. Los novios nos pidieron mucha naturalidad en estas fotografías por lo que decidimos simplemente dar un paseo enfrente del Castell de Sant Marçal mientras tomábamos unas instantáneas de la pareja. Cuando bajábamos hacia la zona de aperitivo del Castell de Sant Marçal, El novio decidió abrazar a la novia y levantarla mientras los invitados les miraban desde abajo.

El Castell de Sant Marçal se encuentra entre Cerdanyola del Vallés y San Cugat del Vallés, a tan solo 20 minutos del centro de Barcelona. La página web del Castell de Sant Marçal es www.castelldesantmarsal.com y en ella podeis encontrar toda la informacion necesaria para celebrar vuestra boda. El Castell de Sant Marçal tienen su origen en el primer tercio del siglo XI. El Castell de Sant Marçal al principio era un edificio de planta cuadrada con patio central, una torre y una capilla gótica que estaba rodeada por un foso. Actualmente del Castell de Sant Marçal se conserva la base de la muralla exterior y también parte del foso. Espacios exteriores del Castell de Sant Marçal constan de unos grandes jardines donde se pueden hacer montajes de todo tipo personalizandolos para cada evento y convirtiendo así al Castell de Sant Marçal en un espacio único y exclusivo para cada cliente.

En cuanto a los espacios interiores de los que consta el Castell de Sant Marçal, destaca el salón bodega con 250 m² donde pueden realizarse banquetes de 125 personas o cóctel para 300 personas. Esta antigua bodega se reformó y ahora está preparada para realizar los aperitivos en invierno o también para realizar los fines de fiesta con discoteca. El salón más grande que tiene el Castell de Sant Marçal es el salón anexo que mide 480 m² y dónde se puede realizar un banquete de 450 personas o también un cóctel para 800 personas. Éste salón a sido reformado recientemente y se inspiró en las Orangeries de los palacios y castillos franceses donde se suelen celebrar las grandes fiestas familiares. El Castell de Sant Marçal dispone de una lista de empresas de catering para producir cualquier tipo de fiesta o evento.

Estos catering son los siguientes: Catering Merces que podemos encontrarlo en la Calle Diagonal 539 con web www.merces.es Catering Esther Conde que lo encontramos en la calle Benet i Mateu 56, entresuelo 2a con web www.estherconde.com Catering Aspic en la calle Emancipacion 25 con web www.aspic.es Catering Hotel Arts Barcelona en la calle Marina 19-21 con web www.hotelartsbarcelona.com Catering Can Jubany que esta en la Carretera de Sant Hilari s/n en Calldetenes con web www.canjubany.com Catering Airolo en la calle Alfons XII 82, bajos 2a con web www.airolo.es Catering Sibaris en la Plaza Unió 2 de San Cugat del Vallés con web www.sibariscatering.es Joker Catering en la calle Muntaner 240 tercero segunda y con web www.jokercatering.com Catering Veintiuno de Marzo en la calle Cobalto 15 del Hospitalet con web www.21demarzo.com Catering Krisalia en la Avenida Diagonal 626 segundo segunda con página web www.krisalia.es Le chef Catering en la Plaza San Vicente de Sarriá 8, con web www.cateringlechef.com Sensacions Catering en la Avinguda Can Magí 5, de San Cugat del Vallés con página web www.cateringsensacions.com Después de esta breve información sobre el Castell de Sant Marçal continuaremos con la boda del Ares y Enrique.

Los novios bajaron hacia la zona de la aperitivo y enseguida empezaron a disfrutar de la compañía de sus amigos al mismo tiempo que disfrutaban de un aperitivo espectacular en los jardines del Castillo. Durante más de una hora y media todos los invitados pudieron probar los diferentes cócteles y aperitivos que el catering le sirvió. Por nuestra parte aprovechamos para realizar una serie de imágenes espontáneas mientras la gente hablaba y se divertía.

20 minutos antes de terminar el aperitivo empezamos hacer algunas fotos de grupo de los invitados junto a los novios con el castillo de Sant Marçal de fondo. Arriba estaba ya todo preparado y dispuesto para que los invitados empezarán a subir frente al castillo. Las mesas se repararon en el exterior al aire libre enfrente del Castillo San Marsal. Una vez todos los invitados tomaron asiento los novios salieron bailando y saltando al ritmo de la música escogieron para realizar su especial entrada a la cena. Una vez los novios se sentaron en la mesa de presidencia, el servicio del catering empezó y todos los invitados pudieron disfrutar de esta cena especial en el mes de Julio.

Tomaron el primero y el segundo plato y después de servir el cava los novios hicieron un breve speech dónde agradecieron a todos sus invitados que estuvieron allí con ellos. Brindaron con sus copas y a continuación se repartió el pastel para todos los comensales. En unos minutos los novios empezaron A repartir numerosos detalles a sus invitados. La novia regaloó su ramo a una de sus mejores amigas y después de pasar por diferentes mesas a saludar a los invitados el baile empezó. La novia decidió empezar el baile junto a su padre Y después de unos minutos entró el novio para bailar con la novia. El salón del Castell de Sant Marçal enseguida quedó abarrotado de gente que empezó a bailar sin parar.. todos los amigos de los novios se lanzaron a la pista de baile y lo dieron todo junto a Ares y Enrique que rno pararon de bailar hasta que cerró el castillo a las 5:00 de la mañana. Por nuestra parte, desde Oliver &Viladoms Studio queremos agradecer a los novios por haber confiado en nosotros y haber tenido el placer de poder acompañarles durante el día de su boda. Muchas gracias!!!!!

CASTELL DE SANT MARÇAL

El día amaneció luminoso y claro, no podía ser de otra manera tratándose de esta pareja de Novios, porque Ares y Enrique habían estado preparando una Boda exquisita en el maravilloso Castell de Sant Marçal y no merecían un comienzo diferente. Es posible que la expresión Boda clásica se quede pequeña para contar esta celebración tan deliciosa. Por eso nos encanta ser fotógrafos de boda en Barcelona, para poder contar una historia como de verdad sabemos, con imágenes.

Imágenes como las de Ares, una Novia única, que supo encontrar para la palabra elegancia su lugar natural. Sin excesos, con un estilo sin épocas ni modas, un clásico por definición. Así fue su estilismo, en cada detalle. Desde maquillaje y peinado, serenos y naturales, pasando por su exquisito Vestido de Lorenzo Caprile que lució como si lo hubiese llevado puesto toda la vida. Una Novia así merecía, sin lugar a dudas, un lugar a su altura, como Castell de Sant Marçal.

En realidad, el lugar lo merecían ambos, pues no menos elegante se veía Enrique, con un chaqué impecable de tres piezas en tono grisáceo. Ella llegó a la puerta de la Iglesia, portando una delicada sonrisa que la acompañaría hasta el final de la velada, y un exquisito ramo en blanco y verdes. Esas mismas flores blancas adornaban los laterales de la entrada a la Iglesia. Mientras Castell de Sant Marçal terminaba de engalanarse para la celebración, tenía lugar una preciosa y sentida ceremonia religiosa de una Boda pensada para cuatrocientos invitados. Nadie quería perderse este enlace tan especial, y nosotros tampoco. Apostados en los rincones más discretos dejábamos que nuestras cámaras se deleitasen con una pareja bonita y su bonita Boda.

Inevitable recordar ese tipo de Boda elegante que a todos nos gusta mirar, ese tipo de imagen que aguanta el paso del tiempo, porque nacen del buen gusto, huyendo de excesos y estilos pasajeros. Así son las fotografías de la Boda de Ares y Enrique, con ellos y su alegría como protagonistas. La espléndida cola del vestido de Ares lucía soberbia, tanto sobre el suelo de la Iglesia, como ya en Castell de Sant Marçal. Este magnífico enclave situado en Barcelona sabe estar a la altura, sabe vestirse de fiesta sin abandonar su clase, su porte natural que conserva intacto. Un castillo con un foso convertido en jardín, un juego interminable de árboles repletos de luces que serían techo perfecto para el banquete perfecto.

Pero antes de ese banquete memorable, una estampa magnífica, una fotografía inevitable. Ares y Enrique, cogidos de la mano, descendiendo por las suntuosas escaleras exteriores que posee Castell de Sant Marçal y que llevan al estanque, dónde sus cuatrocientos invitados esperaban inmersos ya en los aperitivos. Un momento mágico en una Boda elegante hasta en el más pequeño detalle. El aire era agradable y el ambiente relajado y distendido. Porque cuando una pareja de Novios irradia felicidad se nota, y nos encanta ser sus fotógrafos de Boda en Barcelona, poder atestiguar esas emociones reales creando fotografías naturales, un recordatorio real, casi un espejo, en el que ellos, los Novios, puedan mirarse una y otra vez, para volver a ese día, a esa espléndida Boda en Castell Sant Marçal.

Y ya si, había llegado el momento de sentarse a la mesa, para disfrutar del exquisito menú escogido con tanto mimo y cariño por esta pareja. Una pareja que, de forma casi imposible, supo estar con sus invitados, con su familia y amigos, a pesar de los numerosos asistentes, nadie quedó sin su dosis de alegría compartida. Alegría que se contagiaba por momentos, mientras el día comenzaba a esconderse y esos árboles iluminados cobraban vida bajo el manto nocturno. El fino cristal de las copas tintineaba contento, entre besos robados de la pareja. La dicha es contagiosa y eso quedó muy patente esa mágica noche en Castell de Sant Marçal.

“Todo empezó en un velero”, se podía leer en la mesa presidencial. Sin duda el título para una gran historia y una razón de peso para celebrar una Boda en Barcelona, a orillas del Mar Mediterráneo. Ese detalle no fue el único guiño que Ares y Enrique habían preparado para su Boda, pues el Novio y sus amigos más cercanos guardaban la simpática sorpresa de llevar todos calcetines rojos. Porque la diversión y la elegancia no están reñidas. Por eso el baile sabe ocupar su lugar en Castell de Sant Marçal y hacerse sitio entre las sillas para contagiar de ganas de fiesta a todos los asistentes. Risas, música, luces, magia. Un primer y emotivo baile de los Novios, el padrino y la Novia, por supuesto. A partir de ahí, como cuentan las imágenes, la fiesta ganó terreno, porque lo que todos los allí presentes querían celebrar, era la alegría de ver felices a estas dos personas, a Ares y Enrique. Querían celebrar estar viviendo una magnífica Boda en un castillo con la mejor de las atenciones y el cielo más estrellado. Todos, en realidad, queríamos celebrar.

Ser fotógrafos de Boda en Castell de Sant Marçal es siempre sinónimo de magia, ilusión y buen hacer. Tanto por parte de la organización como por parte de los Novios. Y nos encanta, aprovechamos cada momento para hacer lo que más nos gusta, hablar con imágenes, contar una Boda a través de fotografías emotivas nacidas de la naturalidad. Y en este día, sin duda para el recuerdo, esa naturalidad habitaba en cada esquina. Una Boda elegante y preciosa. Ares y Enrique, una pareja perfecta.

¿Más info sobre nuestros reportajes?

Privacy Preference Center